pictures of patients

Médicos advierten sobre riesgo de enfermedades De la rinitis al asma, un solo paso

por Neil Gershman *

Recientes descubrimientos han puesto de manifiesto la amenazadora relación que existe entre la rinitis y el asma. Al igual que el doctor Harold Nelson, del Centro Nacional Judío de Medicina e Investigación, quien se percató de esta riesgosa conexión a través de un estudio, cada vez son más los doctores que admiten la relación directa de la rinitis (inflamación de la nariz que produce mucosidad, congestión, y estornudo) con el desarrollo del asma.

"La rinitis es una enfermedad que merece su respeto, ya que tanto esta enfermedad como el asma suelen ocurrir en la misma persona", coinciden los especialistas.

Seg&uquest;n el Dr. Nelson, dos estudios realizados a largo plazo, indicaron que los pacientes de rinitis son tres veces más vulnerables a la posibilidad de padecer de asma en el futuro. Aproximadamente de un 20 a un 30% de pacientes que sufren de rinitis también padecen de asma, mientras que más del 90% de los asmáticos sufren de síntomas asociados con la rinitis.

El primer concepto que explica esta conexión es que el tejido nasal es muy similar al tejido pulmonar. El revestimiento interior de estos órganos es similar, y el mismo tipo de químicos que provienen de las células sanguíneas inflamatorias se acumulan en ambas áreas. Así que, siguiendo esta lógica, los mismos tipos de procesos inflamatorios o alérgicos pueden ocurrir en la nariz y los pulmones.

Pero esto nos lleva a la famosa pregunta de la gallina y el huevo: "¿Cuál es primero?". Y lo más lógico es que la enfermedad de la nariz provoca la del pulmón. Este es un concepto muy importante, ya que de ser cierto, debemos tratar la rinitis más seriamente.

Cuatro teorías

Existen cuatro teorías que explican como una enfermedad de la nariz, como la rinitis, puede llevar a enfermedades en los pulmones como el asma. La primera consiste en que el drenaje de la nariz, que contiene células sanguíneas inflamatorias y químicas, penetra los pulmones a través del epiglotis. La ciencia respalda este concepto. Un estudio de rayos X muestra cómo material clasificado como radioactivo (en cantidades muy bajas e inofensivas) viaja desde la nariz a los pulmones.

La segunda teoría es que una nariz inflamada no puede condicionar apropiadamente el aire que llega al pulmón. O sea, que el proceso normal de calentar, filtrar y humedecer el aire no funciona a la perfección, y esto puede afectar el pulmón.

La tercera teoría menciona un reflejo que conecta la nariz y el pulmón. De esta manera, una irritación en la nariz es transferida por el sistema nervioso al pulmón. Este es el mismo tipo de reflejo nervioso que hizo que el presidente Bush se desmallara después de atorársele un 'pretzel' en la garganta.

La &uquest;ltima teoría es que las células inflamatorias y químicas en la nariz abandonan esta área y viajan a través de la sangre a los pulmones. Existen ciertos mecanismos auto direccionales involucrados en este proceso, que mandan estos materiales a su destinación final: el pulmón.

Pero la razón de la conexión entre la rinitis y el asma, probablemente es una combinación de todos los factores ya mencionados. Finalmente, varios estudios científicos muestran que tratamientos específicos de la nariz (como los ' sprays' nasales de cortisona) pueden aliviar considerablemente los síntomas del asma.

En conclusión, ambos, pacientes y doctores deben apreciar la seriedad de la rinitis. La rinitis no sólo puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona que sufre de ésta, sino que puede conducir al asma. Es esencial que la rinitis sea tratada seriamente. Esto implica el uso de un medicamento al igual que un tratamiento para combatir las alergias si están presentes.

* M.D. Asthma & Allergy Associates of Florida, PA www.allergyweb.com (866)3-Breathe

Allergy and Asthma Website Design | Medical Website Design by Vital Element, Inc.