Eczema (Dermatitis Atópica)

El eczema o la dermatitis atópica es una condición inflamatoria de la piel frecuentemente asociada con enfermedades alérgicas como la rinitis alérgica o el asma.

Esta condición puede empeorar con el contacto con alergenos inhalados (ácaros) o alimentos. El eczema puede presentar una intensidad variada; ésto es, puede ser desde una molestia insignificante hasta una condición severa y debilitante. A continuación ofrecemos consejos para ayudar a mejorar a aquellas personas que sufren de esta enfermedad.

Alimentos: Los alimentos juegan un papel importante en hasta el 30% de los pacientes con eczema. Cualquier alimento puede causar el eczema, pero los alimentos frecuentemente involucrados son la leche, huevos, trigo, nueces, maní, soya, alimentos del mar y tomate. Los alimentos juegan un papel importante en niños pero tienden a perder importancia en los adultos. Generalmente es necesario seguir un régimen alimenticio que suprima los alimentos implicados para controlar la enfermedad. Estos alimentos se pueden identificar por medio de pruebas alérgicas de piel, prueba de alergia en sangre (RAST) y la historia clínica.

Cuidados de la Piel

Vestimenta: Se recomienda lavar los artículos nuevos antes de vestirlos. Se debe evitar utilizar detergentes fuertes o suavizantes de ropa. Lave la ropa y las cubrecamas con un detergente suave (Ivory Flakes). Colóquelos en el ciclo de enjuague 2 ó 3 veces. Se prefiere evitar lana, ropa ceñida al cuerpo, artículos elásticos y algunas veces poliéster. Se recomienda la ropa de algodón. Puntadas al descubierto pueden causar irritación.

Baño: Es mejor bañarse después o antes de la comida, o por lo menos una hora antes de acostarse a dormir ya que después del baño, la piel esta muy tibia y acostarse en una cama tambien tibia, puede desencadenar la reacción cutánea. En algunos pacientes la rasquiña mejora después del baño y en otros empeora. La frecuencia del baño es decisión de cada individuo. EL agua del baño no debe ser caliente, debe usarse lo más fría posible, y utilizar la tina es mejor que la ducha. Se deben evitar los jabones alcalinos. Cualquier persona con eczema debe evitar desodorantes o jabones con perfume; Dove o Neutrogena son adecuados. Se recomienda también utilizar un aceite emulsificante o un coloide con harina de trigo para añadir en el baño.

Lubricantes y Emolientes: El mejor lubricante para cada individuo se determina probando los diferentes productos hasta encontrar el mejor para cada persona. Algunas personas encuentran que cierto producto funciona por cierto tiempo y luego deben cambiar. Las cremas son frecuentemente beneficiosas, y los emolientes son mejores para pieles más gruesas. El cuidado de la piel debe realizarse de dos a cuatro veces al día, incluyendo la hora de acostarse, después del ejercicio y después del baño. Aplicar los emolientes a toda la superficie de la piel después del baño para mantenerla lubricada. Tratar de usar emolientes y cremas que se puedan lavar, como vaselina, aceites vegetales y aquellos que contienen urea (moisturel, Lacticare y Sarna). Es mejor evitar aquellas que contiene lanolina o paraben. Asegúrese de leer bien las etiquetas.

Rascarse: Si siente picazón o comezón, puede pegarse una pequeña palmada en el lugar de la molestia. Evite rascarse debido a que ésto destruye la piel y empeora el eczema. Evite utilizar cepillos. Evite el reflejo y el hábito de rascarse. Mantenga sus uñas cortas. Utilice guantes o medias en los niños pequeños.

Tensión: Trate de evitar situaciones de tensión crónica, fatiga y conflictos. Entrénese usted mismo para evitar situaciones que posiblemente lo lleven a rascarse y utilice las cremas y lubricantes de forma preventiva. Evite las mascotas como gatos, perros o pájaros.

Luz Solar: La luz Solar es beneficiosa para algunos pacientes; sin embargo las quemaduras pueden resultar bastante irritantes en pacientes con eczema. La sudoración también puede irritar un poco. Pruebe cuidadosamente las cremas solares en regiones pequeñas de la piel antes de aplicarlas en áreas más grandes.

Natación: Nadar generalmente es beneficioso. Después de nadar en una piscina con cloro, báñese inmediatamente, seque la piel y aplique lubricantes. Después de terminar utilice ropa de baño de algodón.

Cosméticos: Cuando esté considerando los artículos que va a comprar, evite los perfumes, utilice pintalabios sin aroma, utilice shampoos simples, desodorantes hipoalergénicos y evite jabones antibacteriales.

Medicamentos

Antibióticos: Al ser dados por vía oral, los antibióticos están indicados cuando el eczema está infectado (material rojo oscuro parecido al pus, costra amarillenta, dolor o un olor raro). Estos medicamentos no son aplicados directamente en la piel.

Medicamentos tipo Cortisona: Medicamentos tópicos, es decir, de uso externo, son prescritos por la mayoría de los médicos en forma de cremas o soluciones aceitosas y pueden aplicarse en las áreas de la piel afectadas excepto las mucosas y los genitales. La cortisona topica puede producir atrofia cutánea o adelgazamiento de la piel y no debe utilizarse en estas áreas. La cortisona se debe utilizar en las zonas de eczema activo y no para prevenir lesiones.

Cortisona oral: Cuando el eczema abarca zonas extensas de la piel o cuando se recrudece la enfermedad puede utilizarse este tipo de medicamentos (prednisona por ejemplo). Usualmente solo se utilizan por poco tiempo para evitar los efectos secundarios que se asocian el uso excesivo o prolongado de la cortisona.

 

Paybill Button